Archivo de la etiqueta: Kelsen

1952. Kelsen-Cossio: Problemas escogidos de la teoria pura del derecho. Teoria egologica y teoria pura

1952. Kelsen-Cossio: Problemas escogidos de la teoría pura del derecho. Teoría egológica y teoría pura

Editorial Guillermo Kraft, Buenos Aires, 1952

1952. Kelsen-Cossio - Problemas escogidos de la teoria puraEl presente volumen contiene el texto completo y definitivo de las conferencias pronunciadas por Hans Kelsen, durante el año 1949, en el paraninfo de la Facultad de Derecho de Buenos Aires, tal como el Maestro las remitió desde Berkeley (California) en diciembre de ese mismo año, con todas las adiciones que juzgó necesario hacer a su primitiva exposición oral. La Editorial Guillermo Kraft Ltda. se complace en publicarlas bajo los auspicios de la Facultad de Derecho de nuestra Universidad, dueña de los preciosos originales, dada la resonancia universal que aquel ciclo de conferencias alcanzó en su momento y segura de que pone así, ahora, al alcance de los estudiosos, una pieza indispensable para la inteligencia de la doctrina jurídica que más ha llamado la atención en el curso del presente siglo. Integran también el volumen las respuestas que el profesor Carlos Cossio dió al maestro Kelsen en los interesantes diálogos motivados por las referencias del maestro a la Teoría egológica del Derecho, de los que se hicieron eco las más calificadas revistas universitarias de Europa y América y cuyo recuerdo indeleble perdura en nuestros medios estudiosos como un fermento que honra a la tradición jurídica argentina. Preceden al volumen las breves y cálidas palabras de presentación con que el señor Decano de la Facultad de Derecho, doctor Carlos María Lascano, puso a Kelsen en posesión de la tribuna universitaria al iniciarse el curso. De acuerdo con el convenio celebrado con la Facultad, la Editorial Guillermo Kraft Ltda. publica este libro en edición castellana y en edición francesa, para facilitar su conocimiento en el extranjero y haciendo honor a la importancia intrínseca que tiene.

1941. Hans Kelsen. El jurista de la epoca contemporanea

1941. Hans Kelsen. El jurista de la época contemporánea

Anales de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata
Tomo XII, 2ª parte, La Plata, 1941

1941_Hans_KelsenEl 11 de octubre ha cumplido 60 años de vida Hans Kelsen, personalidad genial de filósofo especializado y de infatigable polemista, que ostenta títulos universalmente reconocidos para ver en él el jurista por antonomasia de la época contemporánea y también, sin ninguna clase de dudas, uno de los casos más extraordinarios y fecundos que se conocen en la historia de las ideas jurídicas de todos los tiempos. Autor principal de la constitución austríaca que se sancionó después de la pasada Guerra Mundial; presidente durante diez años de la Suprema Corte de Justicia de dicho país; sucesivamente profesor en las Universidades de Praga, Viena y Colonia, luego en el Instituto de Altos Estudios Internacionales de Ginebra, y, actualmente, en la Universidad de Harvard; miembro titular o miembro de honor de las más significativas academias o institutos destinados al estudio del Derecho en los países civilizados; con sus obras vertidas a diez y seis idiomas diferentes, Kelsen ha alcanzado en plena madurez de su talento todos los halagos y todas las satisfacciones de orden intelectual que se pueden ofrecer en un marco de vida como el que él eligió por vocación y por temperamento, con innegable autenticidad. Y a la verdad que el camino recorrido sorprende tanto por la profundidad del surco que se ha abierto, cuanto por la rapidez vertiginosa de la ejecutoria.

1948. ¿Como ve Kelsen a la teoria egologica del derecho?

¿Cómo ve Kelsen a la teoría egológica del derecho?

Revista Jurídica Argentina La Ley, tomo 52, Buenos Aires, 1948

La pregunta que sirve de título a estas líneas, ha ido ganando prestigio, de unos años a esta parte, en todos los ámbitos estudiosos del continente Latino-americano; y ahora, más allá del océano, ha sido formulada en lugares de gran resonancia en Portugal, España, Italia, Austria, Alemania, Bélgica, Suecia y, naturalmente, también en los Estados Unidos. Se ha transformado, pues, en un problema que nos concierne directamente. Sin embargo, ello ha sido así, no como el paisaje que insensiblemente va ganando su colorido con la luz del amanecer, sino, al revés, como esas nieblas montañeras que lentamente avanzan por las quebradas su bocanada de humo, tapando a manchones aquí un seto, allá una granja, más allá una serranía, pero dejando más vivida, acaso por el contraste de la exclusividad, la voz grave del arroyo que, como el alma del momento matinal, sigue modulando su mensaje para las almas que lo saben escuchar. Vale la pena, pues, recordar la trayectoria de este drama espiritual argentino de alcance internacional, el que, en su maduración ambigua, es, hoy por hoy, una expectativa americana e hispánica, cuya dilucidación acaso se produzca con la próxima visita de Kelsen a nuestro país, anunciada para mediados del año venidero. Indudablemente el origen de la cuestión debe colocarse en el hecho de que Kelsen no posee el idioma castellano. Aunque mi correspondencia epistolar con él me viene en inglés y le llega en castellano, no es lo mismo recibir una carta en un idioma desconocido (pues para una carta siempre existe la posibilidad de una traducción por parte de algún secretario), que tener que apechugar con obras extensas donde a la labor de meditación debe acompañar una exacta captación de los matices del pensamiento que se estudia. Partamos, pues, de la base cierta que a Kelsen le era desconocida la Teoría egológica a pesar de haber recibido desde 1936, con “El Concepto puro de Revolución”, todas las publicaciones atinentes a ella.